Documento sin título Documento sin título
Loading
Jueves, 20 de julio de 2017
RegresarImprimirInicio
Acerca del Consejo

Posicionamiento del Consejo para la Reforma Política del Distrito Federal

El 27 de diciembre de 2012 mediante decreto publicado en la Gaceta Oficial del Distrito Federal se creó la Unidad para la Reforma Política del Distrito Federal, el Jefe de Gobierno, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa designó a Porfirio Muñoz Ledo Comisionado de la misma y el día 11 de abril del año en curso instaló el Consejo Consultivo en acto solemne celebrado en el Anfiteatro Simón Bolívar de esta Ciudad. Dicho cuerpo colegiado está integrado por: José Alberto Aguilar Iñárritu, Elisur Arteaga Nava, Agustín Basave Benítez, Bernardo Bátiz Vázquez, Raúl Carrancá y Rivas, Miguel Concha Malo, Arnaldo Córdova, Rosalinda de León Zamora, Ifigenia Martínez y Hernández, José Agustín Ortiz Pinchetti, Alejandro Rojas Díaz Durán y José Woldenberg Karakowsky.

Los pasados 14 de mayo y 6 de junio se celebraron en el antiguo Palacio del Ayuntamiento las dos primeras sesiones del Consejo para la Reforma Política del Distrito Federal, en las cuales prevaleció una coincidencia de ideas y voluntades sobre el futuro de la Ciudad de México, en los siguientes términos:

Este Consejo reconoce que la lucha histórica por garantizar plenamente los derechos de los habitantes del Distrito Federal y la autonomía de su gobierno, tanto en lo político como en lo económico, no es de ahora ni es coyuntural, sino un largo trayecto de participación popular y exigencias ciudadanas. El entramado institucional de la Ciudad es un reflejo inacabado de las aspiraciones manifiestas de autodeterminación de los ciudadanos y de los nuevos equilibrios políticos derivados de la transición.

Desde 1996 la Ciudad conquistó la potestad de elegir a sus autoridades. Los gobiernos democráticamente electos han ampliado las prerrogativas sociales y las libertades públicas; sin embargo se conserva un marco constitucional que mantiene atribuciones limitadas para el régimen interior de la capital y no permite superar las restricciones inherentes a la convivencia con los poderes nacionales, tampoco se ha conseguido el ejercicio pleno de los derechos políticos para sus habitantes.

Los esfuerzos por modificar este esquema jurídico han sido múltiples, entre ellos destaca la iniciativa de reforma a la Constitución Federal en 2001, cuya intención de emancipar la Ciudad se aprobó por unanimidad en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y por una abrumadora mayoría en la Cámara de Diputados; no obstante, fue frenada en el Senado de la República.

En 2010 la Asamblea Legislativa elaboró e impulsó otro proyecto de reforma en la misma dirección, con el agregado de un estatuto de capitalidad que regularía las relaciones entre los poderes federales y los locales. Esta propuesta fue asumida por algunos Senadores, quienes la presentaron formalmente ante la representación del pacto federal.

Hoy día los principales partidos políticos nacionales han hecho público su interés por materializar la reforma del Distrito Federal; para ello propusieron la instalación de una mesa nacional de diálogo que concrete los acuerdos y allane el terreno hacia la Constitución de la Ciudad de México. Las expresiones de los diversos actores, fuerzas políticas y la sociedad demuestran que existe un clima favorable para el entendimiento. Este Consejo saluda el consenso y hace votos por que no se dilapide esta oportunidad.

Las coincidencias entre los proyectos presentados durante una década son notables. Se trata, sin duda, de un proceso continuo que lamentablemente se ha estancado en varias ocasiones, tanto por razones circunstanciales como por reservas atávicas. De ahí el significado que reviste la aceptación de los actores políticos para emprender una reforma de este calado.

El Consejo Consultivo para la Reforma Política del Distrito Federal identifica dos etapas fundamentales para la consecución de este objetivo: primero, la modificación del artículo 122 y correlativos de la Constitución General de la República; después, el proceso constituyente de la Ciudad.

Por ello, este cuerpo colegiado exhorta al Congreso de la Unión y a las Legislaturas de los Estadosa fin de que manifiesten su voluntad política y se comprometan de manera explícita a reformar la Constitución Federal considerando las bases planteadas en la última iniciativa presentada ante el Senado de la República y que, en coincidencia con otras, contiene las siguientes decisiones políticas fundamentales:

  1. El reconocimiento de la Ciudad de México como capital del país y sede de los Poderes de la Unión;
  2. El establecimiento de las mismas atribuciones y prohibiciones que el Título Quinto refiere para los Estados de la República; y
  3. La definición de la relación jurídica de convivencia entre los poderes nacionales y locales.

Se trata, en suma, de construir el marco constitucional en el que la Ciudad pueda determinar su propio régimen interior, su organización territorial y su carta de derechos humanos.

Lo anterior abriría el proceso para que la Ciudad de México ejerza su soberanía y autonomía mediante una Asamblea Constituyente que elabore la Carta Magna de la entidad, con instituciones que beneficien a sus habitantes e introduzcan formas novedosas en el ejercicio del gobierno, además de redistribuir las facultades de los poderes públicos y reforzar los organismos autónomos, con el objeto de fortalecer y democratizarlas instituciones de la Ciudad Capital.

Este Consejo tiene como propósito sumarse a la presentación de iniciativas para las instancias rectoras y legislativas sin pretender en modo alguno arrogarse atribuciones de las mismas, sino participar y coadyuvar de manera respetuosa y coordinada con los trabajos de todas. Asumimos nuestros alcances y límites tanto institucionales como legales; manifestamos la mayor disposición para aportar insumos útiles que tomen en cuenta la génesis y evolución del proceso en su conjunto para entregar propuestas concretas a las instancias competentes que procesarán la reforma política de la Ciudad, en concordancia con la hoja de ruta planteada por el Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Existen grandes expectativas en la ciudadanía por la reforma política de la capital, hay un legítimo interés por conocer los trabajos realizados entorno a este proceso. Informamos a la sociedad que el Consejo Consultivo para la Reforma Política ha quedado instalado y convocamos a la misma para que, mediante su participación, refleje la identidad y autoría de este  esfuerzo histórico que es, en última instancia, un ejercicio auténtico de la soberanía popular.

 

 

Agrega esta página a tu red social favorita:

RegresarIr arribaInicio

 

conoce al comisionado1


Conoce a los consejeros